CIRCUITOS POR... REPUBLICA CHECA

  NOTICIAS REPUBLICA CHECA

Aqualia (FCC) recompra a Mitsui el 49% de su negocio de agua en República Checa por 92,5 millones
Babis buscará la aprobación de la Cámara Baja checa para formar un Gobierno en minoría
La Presidencia checa compara a la UE con el Tercer Reich por la prohibición de una bebida alcohólica local
El ministro de Asuntos Exteriores checho sufre una ligera lesión tras un accidente de tráfico
Estás en: INICIO

Viajar con niños

Los padres a menudo piensan cómo hacer que sus niños pasen unas vacaciones amenas, cómo hacer para que vivan algo irrepetible y único y que aprendan algo. Muchos niños, sabiendo la intención de sus padres igualmente piensan, pero en cómo evitar las vacaciones preparadas por los padres que muchas veces llevan consigo las infinitas visitas de los monumentos y museos. Pero no tienen que desesperarse ninguno de ellos. En la República Checa las cosas que aparentemente parecen aburridas pueden ser divertidas y los padres y los niños encuentran aquí el idioma común.

  • Cuentos: En el territorio de la República Checa se conservan más de dos mil castillos, ruinas de castillos, palacios y fortalezas. Casi con cada uno se enlaza alguna leyenda, mito o cuento. Y los niños aman los cuentos.

  • Parques zoológicos y jardines Botánicos: ¿Confunde su hijo al guepardo y al leopardo? Seguramente reconocerán mejor a los animales cuando los vean con sus propios ojos. Visiten alguno de los muchos parques zoológicos checos. Aparte de la visita clásica pueden ser testigos de la alimentación de tigres, leopardos, leones, pingüinos, pelicanos y canguros o presenciar el entrenamiento de osos marinos o el baño de elefantes.

  • Historia y arquitectura en juego: ¿Están sus niños aburridos de la enseñanza de la escuela, en ocasiones indigesta, o de los programas educativos de ordenador? Llévenles al verdadero undo donde los monumentos históricos no son solamente objetos muertos.

  • Excursión a la naturaleza: Las vacaciones sin excursiones no son las auténticas.  Caminen, viajen  en coche, en autobús, en tren o en barco, bajen alguno de los ríos  checos en canoa, alquilen bicicletas o hagan una excursión de varios días pernoctando en los campings o simplemente bajo el cielo.

  • Vacaciones cerca del agua: A pesar de que la República Checa no tiene salida al mar, dispone de muchas  posibilidades de aprovechar los recursos acuáticos. Las orillas de césped o de arena calentadas por el sol en las piscinas naturales como, por ejemplo, las de Slapy, Orlík, Lipno o las del famoso Lago de Mácha (Máchovo jezero) incitan a la relajación.

  • Museos y galerías un poco diferentes: Muchos visitantes de la República Checa realizan un verdadero maratón por los museos y las galerías que, sobre todo en Praga, proliferan en cantidad.  Aún así, en vacaciones consiguen llevar a sus pequeños picarines a los museos!

  • Observatorios y museos al aire libre: ¿Está su niño después de un día difícil todavía espabilado y fresco? Ha llegado el momento justo para la visita de alguno de los observatorios o planetarios que se encuentran no sólo en Praga, sino también en otras muchas ciudades de la República Checa. Para sus niños están preparados programas interesantes y el propio ambiente mágico del cielo estelar que está al al alcanze de la mano, hará de la visita una experiencia inolvidable.

  • Placeres culinarios para niños y adultos: Serenidad, calma, buena comida y buena bebida son necesarios para que se sientan a gusto. De ninguno de estos placeres carecerán ni ustedes ni sus hijos durante sus vacaciones en la República Checa. Y no sólo porque aquí comerán bien sino también a buen precio.

  • Precios bajos y reducidos: La República Checa les ofrece un servicio de la misma calidad que el de los  otros países europeos, a menudo con precios mucho más favorables. Esto vale también para el alojamiento, catering, compras, entradas y transporte. El transporte está entre los más baratos de Europa. 

  • Compras, juguetes, regalos: Las madres se interesarán no solo por las visitas a los monumentos, sino también por las compras. La oferta de tiendas está a nivel europeo y además durante las compras sus monederos no sufrirán grandes perjuicios.


HOTELES REP. CHECA
Viajar por Alemania, Praga y Viena
9 días  Circuito de viaje de 9 días por Berlin, Dresde, Bamderg, Nuremberg, Landshut, Dachau, Munich, Salzburgo, Cesky Krumlov, Praga, Bratislava, Viena
Sin vuelo: 890 €
Viajar por Chequia y Viena
5 días  Circuito de viaje de 5 días por Praga, Bratislava, Viena
Sin vuelo: 365 €
Viajar por la Gran Europa Turística
18 días  Circuito de viaje de 18 días por Madrid, San Sebastian, Burdeos, Blois, Paris, Reims, Heidelberg, Frankfurt, Nuremberg, Praga, Munich, Innsbruck, Venecia, Ravena, Asis, Roma, Florencia, Pisa, Rapallo, Montecarlo, Costa Azul, Avignon, Barcelona
Precio: 1595 €
Viajar por Praga y Budapest
5 días  Circuito de viaje de 5 días por Praga, Letnice, Gyor, Budapest
Sin vuelo: 320 €